27 de mayo de 2017

Volvemos a cantar en la Cripta de la Sagrada Familia

Escribir esta reseña del concierto que Sedeta Gospel Singers dio el pasado 27 de mayo en la Cripta de la Sagrada Familia, a favor de Amics de Gàmbia –Fundació Goig– es fácil porque solo hace falta seguir los comentarios en las redes sociales: whatsapp o Facebook.

Mari Carmen de Villalobos: “Mi hija Mireia y mi nieta Mireiona se lo han pasado genial. Mireia me ha dicho que ha sido un concierto precioso, muy bonito”.

Dolors López: “Para mí, este concierto ha sido muy especial porque siempre lo había escuchado de público y esta vez he formado parte del coro”.

Laura García: “Un concierto precioso, muchas gracias a todos por hacerlo tan bonito”.

Montse Torrent: “¡¡Muy chulo!! ¡Y un privilegio cantar allá! Según mis “fans particulares”,  el concierto con la mejor acústica. Les encantó. ¡Gracias a todos!

Josefina Sánchez: “Una noche increíble, genial, gracias a tod@s por venir”.

Y la verdad es que fue un concierto maravilloso…

Todo a punto para empezar… La coral en las escaleras de entrada a la Cripta, en tensión, esperando la señal de inicio del concierto. Cuando nos dan el visto bueno, las notas salen solas y en total armonía… Ipharadisi, Ipharadisi… Comenzamos a desfilar entre los bancos hasta llegar al altar.  Después Every Time I Feel The Spirit, O Le Le Moliba Makasi… Poco a poco, vamos desgranando un repertori formado por temas africanos –para rendir homenaje a la asociación Amics de Gàmbia– salpimentados por espirituales clásicos de gospel americano.

El público totalmente entregado. Hay más personas que espacio en los bancos de la Cripta, de forma que algunas personas tienen que quedarse de pie en la parte de atrás…

Todos: público, cantantes e incluso nuestra directora, Anna Ruggiero, emocionados. Un gran concierto en un entorno espectacular y maravilloso, que parece especialmente creado para que las voces suenen bien. ¡Y  sonaron muy bien!

Llega el momento final… Amén. Un gran número de personas se une a nosotros para cantar… Compañeros de años  anteriores, conocidosy desconocidos que no han podido dejar de compartir el buen ambiente que se respira en nuestras filas.

Halelujah… He died to save us!…. Poco a poco nos marchamos por el mismo sitio que hemos venido… Amen, Amen… y la responsable de Fundació Goig, detrás de nosotros, intentando obsequiar a Anna con un ramo de flores, And He Lives Forever… Amen.

Escrito por la cantante Elisabet Parra.