1 de junio de 2019

Participamos en una comunión en la iglesia de Castelldefels

Una de nuestras cantantes nos pide cantar a la comunión de una sobrina suya y lo hacemos encantados. Las comuniones y las bodas siempre son un reto para nosotros, porque tenemos que estar muy pendientes de cuándo nos toca cantar y cuándo no. También el repertorio es un poco diferente, a veces con alguna canción que no es de nuestro repertorio y nos piden cantar, como en este caso.
La iglesia está llena a rebosar porque son unos cuantos niños los que hacen la comunión hoy. Nos situamos en un lado y cantamos cuando nos lo indican, viendo siempre a los niños, sonrientes e ilusionados, que tenemos muy cerca. La “tía” canta con nosotros y se queda encantada de cómo ido todo. Nosotros también salimos muy contentos.

Escrito por la cantante Rosa Pérez.